Decaentismo

From FouWiki
Jump to navigation Jump to search

Decaentismo, de caer decaer; decaentista ¿no decadentista? decaente o deca dente


MANIFIESTO DECAENTISTA

Decaentismo, de caer, de caida.

El decrecentismo supone un esfuerzo el decaentismo no.

"El placer de ducharse después que lo hiciesen las perras y antes del enema"

"Ese esfínter está programido, cierra la salida más fuerte de la mierda, nota que algo va mal"

"Es curioso que un esfínter entienda"

"Meditar en calzoncillos sobre una alfombra de tertrabricks"

y una Rosa de Foc caliente y espumosa, consensos escritos en piedra, cagadas de gallina, invierno en decaifou.

Los decaentistas no són mesiànicos. Si puedes decaer para que otra cosa.

Decaer no es torcerse un tobillo, no es una bajada de azucar: es mirar de frente a las visitas. Decaer es el deseo de las visitas troll, es una colonización hacia dentro.

El dekaentismo es beberse el perfume.

Si decaes no conduzcas, si conduces y decaes, saca la cabeza por la ventanilla.

Decaer no es pallowin.

Reconocer treinta tipos de hongos, cinquenta tipos de verde. Es un estado de cosas, es así, el decaentismo es, está aquí, ha llegado! es inmanente (no sabemos lo que es inmanente)

Muerde mucho y ladra poco.

El decrecentismo es un colchon con regla de canela, una raya de canela en la pantalla de la sociedad del espectáculo.

El decaentismo es una muerte por hipocondria.

CONSERVAR EL DESCONCHÓN Y TIRAR EL MURO.

El oxígeno, Maradona i el titànic fueron decaentistas.

Pereza también es resistencia. El gran dilema del decaentismo, horizontal decayendo concepto para mantras y meditaciones. Si tienes una crisis de no decaimiento recita el mantra: "la horizontalidad decayente es la verdadera horizontalidad".

Si quieres decrecer el problema es tuyo, si quieres decaer el problema es nuestro.

Se conjuga en plural presente, el decaimiento pasa lista (y cuenta las faltas)

[falta final en en decaida:]

una semana en cama sin culpa ni depresión.


EL DIA A DIA DE LA DECAENTISTA

La decaentista se levanta después de pasarse una semana en cama y espera a que se limpien las perris para poder ducharse antes de que alguna se pona un enema. Una vez duchada se sienta en su suelo de tetrabricks en bragas a estudiar los tranta tipos de hongos y los cincuenta de verde. Si es invierno lee los consensos escritos en la piedra y transita las cagadas de gallina. No celebra nunca palowin. Va a rehabilitación donde aprende a adorar los desconchones sin pared y a meditar sobre la horizontalidad decaentista. Sala a la calle mordiendo a toda la que se encuentra sin apenas ladrar ni una vez. Queda para caer con su visita más troll y la mira de frente cuando viene y si en la caida se rompe un tobillo se lamenta y se queda una semana en cama para mitigar el remordimiento y la culpa.


El PLANETA Dki2.

En un sistema estelar descendido el planeta Dki2 rotava en pendiente sumido en el caos. Sus gentes, mayormente de buenos corazones -útiles tanto para fabricar calzado como reposteria- no conseguian contar los dias que pasaban, tan estaban fuera de toda civilidad. Así que los que mandavan pues la horizontalidad decayente aun no se conocía, decidieron llamar a las cuatro savias para que legislaran algo que permitiera desfigurar el desorden y construir naves refugio con sauna y microondas. Las cuatro savias llegaron y ante el requerimiento de un manifiesto parecieron mostrarse satisfechas. -Nos honra lo que nos piden. Señoras mandamases. Aunque no podremos solas. Necesitaremos -dijeron- someras cajas de ESTRELLA DE FOC, puñados constantes de crispy cunchis, y algun que otro puzzle no resulto en el que poder leer el futuro de nuestras letras. Así que con todo lo que pidieron se encerraron en la habitación para legislaciones que tenia ese palacio y trenta dias con sus trenta noches y sus 29 medias tardes, salieron dejando unas cuantas garrafas llenas de orines unas palanganas de excrementos -el caos era tal en el planeta que el agua corriente y los sanitarios aún no se habían inventado- y el MANIFIESTO DECAENTISTA del planeta Dki2. Si leiste este texto en orden pues ya la habras leido sinó pues alla, al principio, lo encontraras.